La inmigración en Canadá debe continuar después de la pandemia del COVID-19

La mano de obra inmigrante y el papel que desempeñan es clave para mantener a Canadá en movimiento durante la pandemia del COVID-19. Por lo mismo, la inmigración debe continuar aún después de la crisis, según el Ministro de Inmigración, Marco Mendicino.

“La inmigración se trata fundamentalmente de que las personas se unan para construir un país más fuerte, y ese es un valor duradero en el que creo, tengo fe como canadiense, en los inmigrantes que llegan al país para sumarse y crecer con él”, dijo Mendicino en entrevista para The Canadian Press.

Cuando el COVID-19 forzó a implementar las restricciones de viaje y los cierres de fronteras en marzo, se lanzó el plan de inmigración del gobierno liberal, en el cual Canadá permitirá la admisión de 341,000 residentes permanentes en el 2020, 351 mil en 2021 y 361 mil en 2022, con el fin de resolver la escasez de empleos en ciertos sectores.

Sin embargo, con los niveles históricos de desempleo en el país, junto con las prohibiciones de viaje vigentes en casi todo el mundo a causa del coronavirus, surgen las dudas sobre si esos aumentos en la inmigración pueden llegar a ser sostenibles.

Por lo mismo, el ministro de inmigración presentará una actualización sobre los niveles de inmigración en el otoño.

Por otra parte, Mendicino destacó que la pandemia ha demostrado el trabajo esencial que realizan los inmigrantes, ya que sin muchos de ellos, los canadienses no podrían tener la comida en su plato a un precio asequible y tampoco se podría apoyar a los trabajadores de primera línea.

En este sentido, el gobierno se ha movido para que los trabajadores extranjeros temporales puedan acceder a la residencia permanente. Por ejemplo, se inauguró un nuevo programa que va dirigido a quienes trabajan en el procesamiento de carne, la producción de champiñones e invernaderos, así como a las industrias ganaderas, para que puedan establecerse en Canadá permanentemente. Aunque este programa abriría solicitudes a principios de este año, eso se retrasó debido al COVID-19.

También, para mantener a los estudiantes internacionales conectados con Canadá, el gobierno decidió que los estudiantes internacionales que ahora tomen cursos en línea desde su país, aún califican para las visas de trabajo que anteriormente requerían una cierta cantidad de tiempo en Canadá para poder conseguirla.

Related Posts