Hábitos y diferencias culturales que los inmigrantes debemos aprender de Canadá

Emigrar a Canadá no es fácil, pues ello implica comenzar una nueva vida en un país diferente, sumergirse en la cultura canadiense, hablar un idioma distinto y ello representa muchos desafíos.

Sin embargo, hay muchas cosas que los inmigrantes debemos aprender para encajar en la sociedad canadiense y comenzar a sentir que Canadá es nuestro nuevo hogar.

Aquí te decimos algunas.

  1. Libertad personal.
    Te sorprenderás al ver a profesionistas con un color de cabello que llama mucho la atención, desde un morado hasta un rosa y más. En Canadá, la manera en que la gente quiere verse no afecta en nada la forma en que se juzgan sus capacidades en el trabajo. Es cuestión de libertad personal.
  1. Consulta el clima todo el tiempo.
    Aquí el clima se toma muy en serio, ya que es impredecible e inestable. Incluso, puede haber lluvia, nieve y sol el mismo día. Por ello, si quieres hacer planes para el fin de semana, no dejes de consultar el clima nunca.
  1. Quítate los zapatos antes de entrar a la casa.
    En Canadá es un hábito común quitarse los zapatos cuando entras a tu casa o la de alguien más y los pone junto a la entrada. Incluso, hasta cuando no hay nieve ni lluvia.
  1. Diferencias en los horarios de la comida.
    Los horarios para el almuerzo y la cena aquí en Canadá no coinciden con los de otros países. Por lo general, la gente almuerza al mediodía y cena a las 5 de la tarde. Eso es demasiado temprano para muchos inmigrantes de Latinoamérica.
  1. Sin contacto físico.
    En América Latina, la gente suele saludar con un beso o un abrazo casi todo el tiempo. Sin embargo, las cosas en Canadá son muy distintas. Es común expresar un “hola” o “adiós” con solo un pequeño gesto o movimiento (aunque ahora con la pandemia esto es normal en todos lados).
  2. Salir cuando hace buen clima y sol
    Existe una gran necesidad aquí en Canadá de salir y pasear al aire libre cuando hace sol y calor, y cómo no si los días cálidos y hermosos son oro puro, ya que son pocos los meses del año que se tiene un clima así de agradable. Después de esta temporada, vienen las gélidas temperaturas y la nieve.

Foto: LeonWang / Shutterstock.com

Related Posts