VENTE A CANADA
Now Reading:
Verificación de la información suministrada bajo programas de inmigración a Canadá es cada vez más frecuente.
Full Article 5 minutes read

Claudia Palacio*

El Proceder del Ministerio de Inmigración y del Ministerio de Trabajo de Canadá ha venido cambiando
con los años, y como todo hay que reconocerlo y decirlo, estos cambios se han generado como
respuesta al aprendizaje del comportamiento de los usuarios, en otras palabras, el sistema ha venido
aprendiendo a prevenir fraude basado en el fraude anterior. Esto ha hecho que cada vez con más
frecuencia sea necesario probar que lo que se dijo es cierto y demostrarlo además con documentos que
dejen menos margen de error.
Hasta hace pocos años las solicitudes de residencia permanente bajo el programa de trabajadores
calificados se mandaban sin prueba del dominio del idioma, simplemente los candidatos declaraba el
nivel de inglés o francés que pensaba que tenía y en caso de ser necesario eran llamados a una
entrevista verbal en la embajada de su país de origen y allí el oficial determinaba si estaba de acuerdo o
no con el nivel de inglés y daba una decisión final. Igualmente ocurría con los títulos académicos, el
candidato declaraba tener una Maestría por ejemplo y adjuntaba la copia del diploma.
Sobra decir que fueron muchos los casos en los que candidatos declararon tener niveles de inglés más
altos de lo que realmente tenían y que más de un programa de 2 años, no correspondía a educación
postsecundaria sino a una preparatoria técnica. De allí que el Ministerio de Inmigración haya empezado
a exigir resultados de exámenes de inglés /francés y valoración de los títulos.
Hoy en día lo que vemos con frecuencia es que dentro de los procesos de residencia permanente,
cuando se ha declarado experiencia laboral en Canadá, inmigración pide que se envíen copias de los
recibos de pagos, de las declaraciones de impuestos y de los registros de finalización de trabajo (records
of employment). Estos documentos no hacen parte de la lista de documentos que hay enviar después
de recibir la invitación aplicar. Estos documentos son solicitados bien sea porque el candidato fue
seleccionado al azar para una verificación a fondo de la aplicación o cuando hay algún factor que genera
duda, por ejemplo que la ocupación sea muy distinta al programa o título educativo.
Las compañías que contratan trabajadores extranjeros también son auditadas regularmente con el fin
de constatar que la ésta se encuentra en funcionamiento y que el empleado está trabajando en el cargo
que se le ofreció y bajo las condiciones que concretaron. Estas auditorías las conducen los Ministerios
de Trabajo (ESDC) y de Inmigración.
Los tiempos dados para enviar los documentos de que prueben que la información suministrada
inicialmente tanto por trabajadores extranjeros como por solicitantes de residencia, no es muy largo.
Para las solicitudes de residencia permanente que están siendo “revisadas en profundidad” el tiempo
dado para entregar los documentos de soporte es de 7 días. Para las auditorias por parte del Ministerio
de trabajo (ESDC) el tiempo dado es de 30 días. En este orden de ideas, tener los documentos a la mano
es imperioso.
Son pocas las personas que manejan un archivo organizado, ésta es ciertamente una tarea poco grata
pero de vital importancia para quienes se encuentran en cualquier proceso migratorio a Canadá. Para
quienes están en Canadá con permisos temporales, guardar los recibos de pago, los correos electrónicos
enviados a cualquier organismo gubernamental, los extractos bancarios o cualquier documento que
pueda probar el salario recibido, el cargo ejercido y tiempo trabajado y en general documentos que

demuestren que están cumpliendo con sus funciones ( e-mails, cursos tomados, documentos firmados
etc), con el número de horas trabajadas y con la compañía que ofreció el trabajo es de vital
importancia. Las empresas que trajeron o van a traer a Canadá trabajadores extranjeros deben guardar
los recibos de pago, los correos electrónicos u órdenes de trabajo entregadas al trabajador, las
declaraciones de impuestos y si hay un despido documentar las razones de terminación del contrato.
Quienes están haciendo, o piensan hacer, solicitudes de residencia permanente deben guardar sus
records de estudio, portafolios, recibos de pagos, declaraciones de impuestos y documentos que
demuestren las funciones realizadas.
En general se deben guardar documentos que prueben que días estuvieron físicamente presentes en
Canadá en caso de que después de ser residentes permanentes inmigración, durante la aplicación de
extensión de residencia permanente o solicitud de ciudadanía, decida verificar el número de días de
presencia física dentro del país.
Las auditorias son cada día más frecuentes, más incisivas y más agresivas. Estar preparados para ellas es
la única forma de garantizar que se tendrán los documentos y los argumentos necesarios y a tiempo
para presentar en caso de que ser necesario. Manejar un archivo ordenado, bien sea electrónico o físico
es de vital importancia hoy en día. Es preferible botar documentos a la basura en caso de no ser
necesarios a tratar de encontrar un documento cuando no hay ni siquiera por dónde empezar a buscar.

 

Claudia Palacio., RCIC
ICCRC R 416911

*Claudia Palacio es Consultora de Inmigración Certificada. Pueden
dirigir sus preguntas a claudiap@filici.com

https://filici-palacio.com/en/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.